jueves, 17 de julio de 2008

Las tres puntas del triángulo (Capitulo 1)

Hola, me llamo Jose Rebollo y soy detective de la policía madrileña. No soy como un tio de esos cachas con tableta de chocolate de las pelis americanas, mas bien soy como el que se comió las tabletas de chocolate. Soy un poco propenso a la alopecia, tengo 38 años y mi vida no es divertida.

Soy socio del atletico de madrid desde los 8 años y , puedo decir que nunca he dudado de mis colores. Pero.. De mi mujer si. Bueno, mi ex-mujer. Se casó con el comisario jefe de mi departamento y se quedo con la casa y con el perro. Y de paso se llevó una parte de buena de mi dinero. De lo que ella llamaba "nuestros ahorros". Pese a que mi jefe, su actual marido , gane como tres veces mas que yo.

Nací en Tomelloso y he tenido que soportar el hecho de nacer en el Lepe de la Mancha. Y en mi trabajo me dieron un apodo por mi forma de trabajar. No... No es nada como el "aguila de la ley" ni "batallador" ni nada de eso. Me llaman el "Cabezón", a veces el "pesao" y muchas veces el "pejiguera". Pero es que como decía mi madre, "Cuando hagas algo , hazlo bien o no lo hagas..."

Se que hay mas de tres millones de habitantes en madrid , pero sólo hay unos 5000 agentes, si pensamos en el número de delitos cometidos por hora, es normal que no puedas dedicarle mucho tiempo a cada uno. Pero yo si. No tengo otra cosa que hacer y me gusta hacer bien las cosas..

Bueno, esto es mas o menos, quien soy.. Ahora os contaré el porque de que me dirija a vosotros.

Esta semana ha sido una mierda, pero una mierda gorda. Pensad en todo lo que os he dicho de mi vida, si yo he considerado a esta semana como una mierda.. Ya es mucho decir..

Os la contaré, no cómo fué... si no como ocurrió.. Y luego llegaréis conmigo al como fué.

Como presentación de una historia de detectives que se precie esto debería empezar con un asesinato en una habitación cerrada, o un hombre ahorcado con un curioso charco de agua bajo sus pies, o algo sumamente misterioso. Pero, esto es la realidad, y la realidad no suele ser tan creativa, o.. bueno.. Al menos, esto no empezó así.

Eran las 9 de la mañana cuando me personé en la casa que tenía en las afueras la víctima. Emilio Sanchez Peroa de 26 años. El asesino había reventado el cristal que daba al jardin del chalet. Y luego con un rifle de postas había llenado de muestras para la policía científica todas las paredes, reventando de un tiro la cabeza del dueño de la casa. Y luego había revuelto toda la casa, robando dos cuadros con un valor alto en el mercado.

Cuando llegué, Arsenio Lupiañez, un compañero estaba tomando datos mientras la científica hacía su trabajo.

-Robo y homicidio. Vaya forma de empezar la mañana... ¿Eh?- me dijo

-Asesinato a secas diría yo. Pero , si .. yo prefiero picatostes y chocolate caliente.- respondí

-¿Asesinato?... El motivo esta claro, era el robo, es un simple homicidio...

-Si... suena lógico ¿Verdad?... Pero.. ¿Porque se han llevado los cuadros? y no todos los cuadros, sólo los caros. No cuadra, un ladrón que es tan fino y profesional como para usar un rifle de postas y hacer esta fiesta de carnicería y roba dos cuadros caros... ¿Quien lo ha robado? ¿El ladrón amante del arte?... Es más... ¿Tiene que poner la casa patas arriba para robar dos cuadros que estaban colgados en la pared?... ¿Estaba buscando un destornillador o un martillo para descolgarlo...?

-Piensas demasiado, Rebollo...

-Quizás...

Deje a mi avispado colega hacer el que , a mi pesar , sería el informe oficial y me adentre en la casa con mucho tiento para no "contaminar el escenario" como dicen en las series de television. Y entonces me di cuenta de algo. Todo estaba patas arriba pero en el despacho había un monton de archivadores, perfectamente ordenados y que habían sobrevivido a la debacle. La cogí con mis guantes de cirujano puestos, y me di cuenta de que uno, estaba vacío. El que correspondía al mes de Octubre de este año. Curioso , o ilógico, ya que estabamos sólo en agosto. Miré el de septiembre y si estaba lleno, numeros y debes y haberes y demás cosas contables... Con lo que averigué la profesión del cadaver.

Ayudé a elaborar el informe, en el que detallé mis ideas, y que seguramente se convertirían en una pajarita, un barco o incluso una grulla. Lo que sea por joderme. Maldito Comisario Quintanilla. Se estaba beneficiando a mi mujer y no contento con eso, tambien quería joderme a mí. A todas horas.. Nunca tendría un ascenso ni nada por el estilo. Pero eso me daba igual. Me gustaba mi trabajo.

Esa noche no pude dormir pensando en las incongruencias de ese caso. Pero al día siguiente se me comunicó que había sido cerrado . Robo y homicidio. !Que mamones!. Empecé a estudiar a la víctima. Por lo visto era contable en una empresa pequeña de material de oficina, pero era muy respetado, ya que en el último año esa empresa había doblado sus beneficios. ¿Quien se beneficiaba con su muerte?...¿Los ecologistas?... Porque un maldito chupatintas muerto no daría nada a las empresas rivales... El cómo era dificil. Pero el porqué era imposible.

De repente una cara se asomó sobre el ordenador de mi mesa. Era Lupiañez.

-Tu.. "Pesao", deja el caso. Ya está cerrado...

-Si, si lo se. Es que me aburro y no entiendo lo de los sudokus... Asi que mientras no tenga nada que hacer me entretendré...

-Joder, Rebollo. Buscate un hobby...

"Lo tengo" pensé "Se llama hacer bien mi trabajo"...

-Por cierto , hay un tipo que quiere hablar con el que esta a cargo del caso Sanchez Peroa, le he dicho que esta cerrado, pero insiste en que hay algo importante que tiene que contarnos. Como estás aburrido atiendele tú. Que esta gente con tal de salir en un periódico...

Era cierto, siempre que un caso sale en la prensa hay doscientas personas que afirman tener información relevante . Gente chalada que te cuentan que son los aliens.Otros, en cambio, que confiesan el crimen, por vete tu a saber que causas. De esos hay miles al día. Y siempre me tocan a mí...

Frente a mí tenía a un hombre enjuto, de cara cecina y rasgos de roedor. Sobre su nariz angulosa se aposentaban unas gafas pequeñas y redondas. Parecía nervioso y miro a su alrededor antes de aceptar mi invitación a sentarse. Su traje se quedó pasado de moda en los años 40 y tenía un fuerte olor a naftalina, y traía un portafolíos de cuero marron que aferraba como a su propia vida contra su pecho.

-Bueno.. ¿En que puedo ayudarle?...-dije con el tono mas neutral que pude, aunque mi idea original había sido "¿Que tripa se le ha roto?"

El hombre ajustó nervioso las gafas que querían lanzarse por el tobogan que formaba el arco de su nariz y me dijo , como si fuera una revelación.

-Han asesinado al señor Emilio y no ha sido por un robo.

Eso atrajo un poco mi atención.

-Y yo se porque ha sido...-dijo con sus ojos acristalados clavados en los míos.

Bueno, al menos iba a ser mas entretenido que buscar numeros en cuadrados como el maldito invento japones ese que ponen en los periódicos. ¿Que habrá sido de las sopas de letras?...Perdon que me pierdo...

-Bueno, pues cuenteme la razón por la que murió-le dije

Y la historia que me contó fué poco más que increible.

1 comentario:

Lilith dijo...

¿Como haces para escribir tan rápido ? Me tienes enganchada...e intrigada